¿Cómo transferir un dominio de Squarespace a Shopify?

Para transferir un dominio de Squarespace a Shopify, tendrás que seguir estos pasos:

1. Desbloquea tu dominio: Inicia sesión en tu cuenta de Squarespace y navega hasta la sección Dominios. Busca el dominio que quieres transferir y haz clic en él. A continuación, haz clic en la pestaña "Configuración avanzada" y selecciona "Bloqueo de transferencia" para desactivarlo. Esto te permitirá transferir el dominio a otro proveedor.

2. Obtén el código de autorización: Todavía en la sección Dominios de Squarespace, haz clic en el dominio que quieres transferir. En la pestaña "Configuración avanzada", encontrarás el código de autorización. Haz clic en "Enviar código de autorización" para recibirlo por correo electrónico.

3. Compra un plan de Shopify: Si aún no lo has hecho, regístrate para obtener una cuenta de Shopify y elige un plan que se adapte a tus necesidades. Shopify ofrece varios planes con diferentes características y opciones de precios.

4. Inicia la transferencia de dominio en Shopify: Una vez que tengas una cuenta en Shopify, inicia sesión y ve a la sección "Tienda Online". Haz clic en "Dominios" y luego en "Conectar dominio existente". Introduce el dominio que quieres transferir y haz clic en "Siguiente".

5. Completa el proceso de transferencia: Shopify te guiará por los pasos restantes para completar la transferencia del dominio. Tendrás que proporcionar el código de autorización que obtuviste de Squarespace y confirmar la transferencia. Shopify se encargará del proceso de transferencia, que puede tardar unos días en completarse.

6. Verifica la transferencia del dominio: Una vez completada la transferencia, Shopify te enviará una notificación por correo electrónico. Es esencial que verifiques que el dominio se ha transferido correctamente visitando tu tienda Shopify y asegurándote de que está utilizando el dominio transferido.

Recuerda que es fundamental que mantengas activa tu suscripción a Squarespace hasta que se complete la transferencia del dominio. Además, ten en cuenta cualquier cuenta de correo electrónico o configuración de DNS personalizada asociada con el dominio y haz los arreglos necesarios para garantizar una transición sin problemas.